El cielo es el recibidor del Sant Pau

Hace unos días, tuve el honor de visitar el Restaurante Sant Pau, que regenta Carme Ruscalleda, la cocinera con más estrellas Michelin del mundo. Fue el regalo más acertado y desmesurado que uno puede tener. Gracias!

No sabría describir la experiencia que supone estar en  un lugar como el Sant Pau. Porqué si hacemos lo imposible y dejamos de lado la gastronomía, entendida únicamente como comida, estar entre sus cuatro paredes resulta simplemente embriagador. Es como entrar en un clima de atenciones y cuidados inusuales. Me fascinó el detalle, no se si voluntario o no, que en gran parte del restaurante no hay cobertura de móvil. Un lujo en los tiempos que corren, no tener que estar atento a los constantes reclamos que nos ofrece el dispositivo, propio y ajeno.

El menú está muy lejos de mi comprensión como ‘casi cocinero’, aunque puedo destacar la calidad del producto de proximidad, desde la tosta de mar, un claro homenaje a la gastronomía clásica del Maresme y Sant Pol de Mar; hasta el juego de quesos mensual, un lujo para los amantes del Gorgonzola (queso del mes en mi visita). Podría intentar analizar todos los platos del menú degustación, pero sería inútil, ya que la vivencia es única y muy personal.Rusky12

Compartimos la cena con una encantadora camarera, asignada a nuestra mesa. No solo hizo su trabajo de forma elegante y eficaz, además interactuó de forma activa con nosotr@s en la justa medida, solucionando dudas absurdas de un servidor, e incluso aceptando nuestra petición de visitar la sala de máquinas del local.

Rusky8

Las recomendaciones de  Joan Lluís Gómez, sommelier titular, son más que acertadas. En nuestro caso, supo leer a la perfección no solo nuestros bastos gustos, si no nuestro presupuesto. Supongo que para el experimentado y pudiente, no hay problemas, pero en una carta de vinos como la del Sant Pau,  te puedes llevar una sorpresa de varios meses de crisis. Insisto, muy lejos de ese susto, se supo adecuar a nuestras ‘necesidades’ sin recibir ninguna indicación violenta por nuestra parte.

El servicio como arte.

La sra. Ruscalleda, elegante y cercana, tiene la virtud de mantener ese clima familiar y cómodo, saludando personalmente a todos y cada uno de los comensales que disfrutan de sus creaciones, haciendo la velada un poco más especial, si cabe.

En fin, una de esas noches que te esfuerzas en recordar y repasar para que el paso del tiempo no la borre de la memoria más nítida.Rusky15

Post A Comment

alex@chefreina.es

669 691 280

Chef & Asesor de Fogones

Copyright © 2017 Chef Reina