Será por huevos…

La entrada de hoy, no será una receta. Hablaré de forma muy rápida de los huevos, más concretamente los de gallina, que son con mucha diferencia los más habituales en nuestra gastronomía.

Para empezar, y a riesgo de que todo aquel internauta despistado que lea este blog ya sepa, voy a clasificarlos según sus calidades. No hace falta decir, que como la mayoría de alimentos, los mejores son los ecológicos, producidos en una granja apartada de la contaminación de las urbes, donde las gallinas viven en libertad (controlada) y siguen una dieta natural y sana. Por desgracia, no es lo común.

Para diferenciarlos y poder escoger  debemos ver los códigos que aparecen impresos en las cáscaras. El primer número que aparece nos indica el tipo de cría:

  • 0: Cría ecológica
  • 1: gallinas camperas
  • 2: cría en semi-libertad en suelo
  • 3: cría en granjas y jaula

El resto de dígitos y por orden indican:

  • País
  • Provincia
  • Municipio
  • Granja

Aunque sea curioso, en muchos hipermercados, podemos encontrar huevos de mejor calidad y precio inferior, doy fe.

Para cocinarlos, tenemos infinidad de recetas de sobra conocidas, por ello me centraré en las más básicas. Hace unos días, echando una mano en casa de unos amigos, alguien preguntó cuanto se tarda en hacer un huevo cocido. Así, que en su honor, dedico este post a tod@s aquell@s que como un servidor, a veces no tiene claro las nociones más básicas.

Partiremos de la base que un huevo estándar pesa unos 65 gr (40 gr de clara y 25 gr de yema aprox.) y como siempre, los tiempos seran una referencia fiable y objetiva, a partir de ahí para gustos colores.

Cocción en agua y sin cáscara

  • Huevo Poché. Para acelerar el cuajado de la clara, añadiremos un 7% (chorrito) de vinagre al agua. Si tenemos vinagre de alcohol, que es totalmente insípido, pues mejor. Pero como en mi despensa no suelo tener, podemos usar cualquier vinagre, procurando que sea lo menos sabroso (si, vinagre poco sabroso…) posible. Llevamos a ebullición el agua sin sal y con vinagre, y añadimos el huevo. Es importante cascarlo antes en un bol o recipiente, para evitar trocitos de cáscara en el huevo, o simplemente algún problema con el mismo huevo. En este caso, el tiempo será muy difícil de calcular, pero en unos 2 minutos el huevo estará listo. Solo debemos observar que la clara haya cuajado. La yema estará líquida y tendrá una textura suave y frágil.

Cocción en agua y con cáscara

  • Huevo pasado por agua, Mollet y duro. Igual que el anterior, pondremos un poco de vinagre en el agua. En este caso le añadiremos una pizca de sal y lo llevaremos a ebullición. Añadimos el huevo dentro y depende del resultado deseado esperaremos; de 2 a 3 minutos para un huevo pasado por agua; 5 minutos para un huevo Mollet (mi favorito); y de 8 a 10 minutos para un huevo duro. Más allá de este tiempo, la yema empezará a ponerse gris y resultará seco y gomoso.

Por último, en la escuela donde tengo el placer de estudiar, los huevos fritos no son como los de mi madre ( y el 99,9% de las madres). Por una extraña razón, los huevos fritos no tienen la forma habitual:

huevo frito

Usamos un cazo pequeño lleno de aceite e introducimos el huevo (sin cáscara brutos) en el aceite humeante. Con un poco de técnica y gracia el huevo sale redondo, crujiente, con puntilla y la yema deshecha en su interior.foto 1(2)

Una maravilla.

Post A Comment

alex@chefreina.es

669 691 280

Chef & Asesor de Fogones

Copyright © 2017 Chef Reina