Solomillo de cerdo estilo Wellington

Aquí tenemos mi versión españolizada del solomillo Wellington. La receta original, o la que se supone original, está hecha con ternera, pero para abaratar el plato y, por qué no decirlo, y porqué para un servidor sería una pena usar un buen solomillo de ternera en esta receta, usaremos cerdo y lo envolveremos con jamón.

Según la Wikipedia :’ El origen del nombre no está claro.1 Hay teorías que sugieren que alude a Arthur Wellesley, primer duque de Wellington. Otras van más allá y sugieren que se debería a que fue aficionado a un plato de carne de vacuno, trufas, setas, vino de Madeira y paté cocido dentro de masa, pero no hay pruebas que permitan asegurarlo.2 Además de la falta de pruebas que relacionen este plato con el famoso duque, la primera receta registrada que lleva este nombre apareció en un libro de cocina de 1996. Otras versiones simplemente atribuyen el nombre a un cocinero patriótico que habría querido dar un nombre inglés a la variante local del filet de boeuf en croûte francés durante las Guerras Napoleónicas. Otra teoría más es que el plato no habría sido llamado por el duque en sí, sino más bien porque su acabado tenía cierto parecido con las botas militares marrones brillantes que recibieron su nombre de él.’

Es una receta bastante agradecida, pues su resultado es muy superior al esfuerzo realizado.

Ingredientes

1 solomillo de cerdo ibérico
100 gr de jamón país
200 gr champiñones
200 gr chalotas o escalonias
1 lata de foie gras
2 c.c mostaza Dijón
1 lámina de hojaldre fresco
1 huevo
100 gr mantequilla

Duxelle

Preparamos un sofrito para acompañar la carne con chalotas cortadas muy finas y pochadas en mantequilla durante 40’ a fuego suave.
Añadimos los champiñones cortados, cortados en ciselé y cocinamos. En frío mezclamos con el paté y la mostaza, y reservamos.

Solomillo

Soasar en una plancha a fuego fuerte el solomillo para cerrarlo y no permitir que salgan jugos.
Sobre una bandeja de horno, ponemos la lámina de hojaldre y la ‘pintamos’ con la duxelle. Sobre éste, estiramos las lonchas de jamón.
Ponemos el solomillo encima y lo envolvemos con el jamón.
Cerramos el hojaldre con sumo cuidado, decoramos con tiras de hojaldre y pintamos con huevo (yema)batido.
Ponemos en el horno a 200 ºC durante 30 minutos o hasta que el hojaldre quede dorado.

El resultado debe ser una carne jugosa y rosada, no sangrante.

Post A Comment

alex@chefreina.es

669 691 280

Chef & Asesor de Fogones

Copyright © 2017 Chef Reina